Águila Filipina (Pithecophaga Jefferyi)

El águila filipina mejor conocida como águila monera o águila come monos, es el ave nacional de Filipinas, es un ave accipitridae lo que quiere decir que es un ave rapaz, su nombre científico es Pithecophaga jefferyi y es el ave rapaz más grande de filipinas, un ave muy bella e imponente que parece ser sacada de un cuento mitológico, descubierta a finales de 1800, es ahora un ave en peligro crítico de extinción, siendo declarada por la UICN.

En Especies Extintas te ofrecemos toda la información sobre el águila filipina.

Cómo es el  Águila Filipina: descripción

El águila filipina es una de las especies de águila más grandes del mundo, y posee un tamaño de entre 0.9 a 1.05 metros de altura, siendo de las más grandes aves rapaces.

La envergadura de sus alas no decepciona, poseyendo una medida de 1.85 a 2.20 metros.

El peso de estas va desde los 5 kilogramos hasta los 9 kilogramos en las especies más grandes.

Algo sorprendente de estas aves es que la hembra es la más esbelta en comparación con el macho, por lo que las grandes medidas y pesos son para las hembras.

Esta ave destaca por su plumaje, poseyendo un color blanco en la zona del pecho, y plumaje marrón para las alas, terminando su imponente figura con un copete blanco con pintas marrones, y un fuerte pico color negro.

Sin dudas un ave estupenda, cosa que también le ha jugado en contra ya que son capturadas por su misma belleza.

Características del Águila Filipina

El águila filipina se caracteriza por ser un ave imponente, cosa que se deja ver a simple vistas con sus colores y personalidad.

A pesar de ello, es un ave que poco se podrá ver con facilidad, ya que hace su vida en la densa y espesa selva de filipina.

Su promedio de vida va desde los 30 hasta los 60 años, dependiendo de la calidad que tenga cada ave, este periodo de vida se hace más longevo en cautiverio.

Poseen un comportamiento juguetón en especies aún no adultas.

Para ser un ave rapaz de gran tamaño, tiene un vuelo bastante ágil y agresivo en comparación con aves de su mismo tamaño.

Hábitat del Águila Filipina

El Águila Filipina habita en las islas de filipina, específicamente en la jungla densa de las islas de Luzón , Samar , Leyte y Mindanao, en la cuales se solían encontrar en buena cantidad estas águilas, se estima que habitaban hace unos 100 años alrededor de 6000 ejemplares de esta hermosa águila.

Sin embargo, gracias a los esfuerzos de los humanos por obtener todo, llevaron a esta ave a un estado bastante crítico para continuar con su existencia.

Actualmente el águila filipina se puede encontrar solo en algunas zonas específicas, las cuales aún se encuentran en su estado virgen, principalmente en áreas escarpadas, en las que el águila puede tener control de todo lo que sucede, teniendo unos 9mil kilómetros cuadrados de área habitable, a pesar de que el territorio se extiende a 146mil kilómetros cuadrados.

Alimentación

La alimentación del águila filipina se basa en la caza, siendo esta un ave de gran tamaño, requiere de buena cantidad de alimento, el cual obtiene de mamíferos.

Entre las comidas preferidas del águila de filipinas se encuentra los monos, si monos, siendo esta la razón por la cual es llamado por los locales como águila monera.

Aunque no solo se limita de monos, las presas varían dependiendo de la isla en la cual se encuentre el águila.

Si se encuentra en la isla de Luzón, la dieta del ave varía entre monos, zorros voladores, aves de menor tamaño, serpientes y reptiles, todo lo que esté a su alcance.

En cambio si el águila se encuentra en Mindanao, la dieta será básicamente de lémures volares, ardillas comunes y voladoras, murciélagos, lagartos y ratas.

Esta ave en la selva de Filipinas es la mayor depredadora, como el león en África, por lo que su dominio abarca casi todo.

Siendo el humano uno de los pocos especímenes que no entra en su dieta.

Reproducción

Wikipedia

Al igual que otras águilas, el águila filipina es una de las especies de aves que solo posee una pareja durante toda su vida, siendo un ave monógama.

El periodo de reproducción del águila filipina dura dos años, al igual que otras especies de aves rapaces.

El proceso de reproducción comienza con un cortejo entre las aves y la realización del nido.

Luego el águila pone un huevo, el cual empollará durante unos 62-68 días hasta que salga el pequeño pichón, este último será alimentado por ambos padres.

Después de 4 a 6 meses la joven águila ya sale de su nido,  y se mantiene bajo el cuidado de sus padres durante unos 20 meses.

En peligro de extinción

El águila filipina es una de las especies de águilas que ha sido descubiertas más recientemente, (no más de 100 años) sin embargo, el poco tiempo que esta ave tiene de ser descubierta, le ha bastado al humano para hacer de las suyas y causarle daño a esta ave, llevándola a un estado crítico de extinción y siendo catalogada así por la UICN.

Siendo el humano el único predador que tiene esta ave, dañándole de varias formas, deforestando grandes árboles los cuales son el hogar de esta ave y por otro lado cansándola, robando sus crías para comercializar con ellas.

En la actualidad cualquier actividad relacionada con la caza, tráfico o venta de esta ave conlleva 12 años de prisión en Filipinas.

En la actualidad se estima una población estimada de entre 250 a 500 águilas filipinas, la cual está siendo ayudada para reintroducir la especie en otras islas y masificar su reproducción, para así salvarla.

Los comentarios están cerrados.

Esta web usa cookies.