asno salvaje africano

Asno Salvaje Africano (Equus africanus)

Asno Salvaje Africano (Equus africanus)
5 (100%) 1 voto

El asno salvaje africano, también conocido como burro salvaje africano de nombre científico Equus africanus, es un équido que habita en las sabanas del cacho de África, específicamente entre Djibouti, Eritrea, Etiopía y Somalia, siendo este el originario asno de África, y de donde proviene el asno africano doméstico, una especie bastante particular ya que posee patas con franjas de cebra. En la actualidad se encuentra declarada como una especie en peligro crítico de extinción por la IUCN debido a la reducción acelerada de su población.

En Especies Extintas te ofrecemos toda la información sobre el asno salvaje Africano.

Cómo es el Burro o Asno Salvaje Africano: descripción

El asno salvaje africano posee el cuerpo y características propias de un burro común, sin embargo posee algunas particularidades físicas que le diferencias del resto.

Una de las primeras particularidades que resaltan de este asno, son sus patas coloridas, o más bien a blanco y negro. Puesto que al igual que las cebras posee franjas, pero solo en la parte baja de sus patas.

A diferencia de su primo asiático, el africano posee un tamaño más reducido, llegando a medir en ejemplares más grandes 2 metros de largo y pesar entre 200 y 270 kilogramos.

Su color es grisáceo claro, el cual se difumina hasta volverse blanco en la parte baja y patas.

Posee un cráneo pequeño pero robusto, y corona su lomo con una cresta gris con puntas de color negro.

Características del  Burro o Asno Salvaje Africano     

En cuanto a características especiales que hacen peculiar al asno salvaje africano se encuentran, los comportamientos sociales de estos animales.

Ya que al igual que los burros salvajes de Asia, se suelen reunir en grupos que van desde 3 a 50 individuos, entre hembras y machos.

Sin embargo, en algunos casos los machos solteros crean sus propios grupos fuera de los dominios de un macho dominante.

Las hembras con crías también suelen alejarse de los grupos dominados por un macho alfa, así poder criar a sus potros.

Aunque la mayor parte del tiempo se mantienen separados en pequeños grupos para buscar lugares para pastar y beber.

Durante el día poseen un comportamiento calmado y son más activos durante la noche, cuando aprovechan del buen clima para desplazarse por la llanura.

A pesar de su comportamiento calmo, pueden alcanzar velocidades de hasta 70 kilómetros por hora en terrenos planos.

Hábitat del Burro o Asno Salvaje Africano

El hábitat natural del asno salvaje africano se encuentra en el cuerno de África, zona del continente africano perteneciente a Etiopía, Somalia, Djibouti y Eritrea, se puede observar desde cualquier mapa del continente en la parte más Este del mismo.

Los asnos salvajes de áfrica, se pueden encontrar tanto en las llanuras, rodeados de pastos y cerca de lagos para obtener agua, como en desiertos.

En las llanuras en donde se pueda encontrar buena cantidad de alimento se encuentran grupos con buena cantidad de individuos, lugares donde los machos dominantes aprovechan para obtener nuevas hembras para su aren.

Alimentación

La alimentación del asno salvaje africano, al igual que todos los équidos, basan su alimentación en la ingesta de plantas y hierba.

Pasan la mayor parte del tiempo pastando, en lugares que brindas las condiciones óptimas para alimentarse, como lo son las sabanas, en caso de encontrarse en zonas desérticas o semidesérticas, optan por  arbustos u hojas de árboles.

Reproducción

La reproducción en los asnos salvajes africanos, comienza en las hembras luego de alcanzar la madurez sexual luego de unos 2 a 3 años, las cuales son buscadas por los machos o líder de una manada para aparearse con estas.

Luego duran en gestación un periodo de 11 a 12 meses, y tienen al pequeño potro, el cual será alimentado de la leche materna durante los primeros 7 meses, luego de ello deberá comenzar a alimentarse como un asno joven, con hierbas y pasto.

Para luego hacer su vida aparte, lejos de la protección de su madre,  juntándose con otros machos solteros hasta que les llegue la edad de pelear por su propio territorio y sus propias hembras.

La vida de estos animales no es muy larga, y llegan a vivir unos 20 – 25 años en libertad, dependiendo del hábitat y en cautiverio su vida se prolonga hasta los 40 años.

En peligro de extinción

El asno salvaje africano siempre ha sido susceptible a los actos humanos, gracias a las conocidas actividades que los asnos pueden realizar, principalmente como animales de carga.

Por lo que debes la antigüedad se les ha sacado de sus hábitats naturales para domesticarlos y utilizarlos.

La domesticación conlleva a dos cosas.

  • Que lo asnos salvajes africanos no puedan reproducirse y dejar descendencia libres.
  • Y perder su gen salvaje y original al ser mezclado con asnos domésticos.

Así mismo, en países como Etiopía la caza de este animal es muy común, gracias a que provee de alimento a buena cantidad de personas, también es utilizado para la medicina tradicional.

Poniendo en grave peligro a esta especie salvaje de la sabana africana, la cual cada vez se ve más afectada por el humano, la ocupación de sus territorios para la ganadería, cultivos, la cual le dejan sin alimento y agua libre para estas especies.

Sin embargo, cada vez más se intensifican los esfuerzos por salvar a esta especie, gracias a organizaciones que velan por la seguridad y la vida de las especies protegidas.

Echa un vistazo a:  Animales en peligro de extinción en Honduras

Deja una respuesta