Cebra de Grévy o Real (Equus Grevyi)

La cebra de Grévy, mejor conocida como cebra Real, por ser una de las especies de cerbas más formidables y robustas de que existen, su nombre científico es Equus grevyi y está emparentada a los asnos y otros équidos del planeta. Esta es originaria de una pequeña parte de África, siendo un animal no tan dependiente de agua por lo que suele habitar dichas zonas semidesérticas, actualmente se encuentra declarada como una especie en peligro de extinción por la UICN.

En Especies Extintas te ofrecemos toda la información sobre la Cebra de Grévy

Cómo es la Cebra de Grévy: Descripción

La cebra de Grévy es una de las cebras más grandes que existen así como también de los demás equinos, llegando a alcanzar 2,5 a 2,75 metros de largo.

Con un gran tamaño, también posee un gran peso que va desde los 350 a 450 kilogramos.

Manteniendo mucha similitud a los antepasados de estas especies y guardando rasgos distintivos, principalmente en cabeza, cuello y orejas.

Algo que distinguen a las cebras de cualquier otro animal son sus franjas blanco y negro, sin embargo las cebras grévy se diferencian del resto de cebras gracias a sus tupidas y cercanas franjas blanco y negro, lo cual la hacen verdaderamente hermosas.

La zona del vientre o pansa es completamente blanca y en su lomo, posee una cresta bastante larga y erguida que se va acortando con los años.

Algo que puede servir para reconocer a esta especie de cebra son sus grandes orejas con forma redondeada y su boca gris.

Características de la Cebra de Grévy

Las cebras de Grévy poseen comportamientos bastante marcados en su genética, siendo unos animales bastante territoriales e inteligentes.

Esta cebra a pesar de ser de las más esbeltas físicamente son muy receptivas a los humanos.

A diferencia de los asnos, estas suelen pasar mayor parte de su tiempo en sabanas o zona semidesérticas, donde pueden acceder a su alimento.

Son animales que pasan la mayor parte de su tiempo activos, tanto en el día como en la noche.

Y pesar de ser animales, territoriales y algo solitarios, suelen unirse cuando se trata de conseguir agua, por lo que se juntan grandes manadas de hasta 400 ejemplares para realizar migraciones largas en busca del preciado líquido, utilizando las mismas rutas desde hace miles de años.

Pudiendo durar hasta una semana sin beber ni una gota de agua.

Hábitat de la Cebra de Grevy

La cebra de Grévy hace su vida en las llanuras y sabanas africanas, sin embargo no toda África está poblada por ellas, dejando solo una pequeña parte del continente que comprende desde el norte de Kenia, en su mayoría hasta Etiopia, donde se encuentran poblaciones muy pequeñas de esta especie.

Por otro lado, el territorio de la cebra de Grévy inicialmente se extendía mucho más dentro del continente africano, en países como Sudan del sur, Somalia y Djibouti.

Siendo estos últimos, lugares donde la cebra de Grévy ha dejado de existir en su totalidad gracias a la caza.

Alimentación

La cebra al igual que otros mamíferos herbívoros, basa su alimentación en la ingesta de alimentos como el pasto, hojas, arbustos, hierbas y legumbres que pueden encontrar.

Poseyendo un sistema digestivo de fermentación el cual le permite obtener gran cantidad de nutrientes de los alimentos para así mantenerse de lo poco que pueda consumir.

Así mismo, dependen mucho de un recurso muy valioso para la especie, como lo es el agua, aunque en situaciones extremas pueden durar hasta una semana sin consumir del vital líquido.

Cuando las hembras están amamantando el agua se vuelve algo indispensable, ya que las cebras madres necesitan de este para poder generar leche.

Reproducción

La reproducción de las cebras de Grévy, comienza a partir de los tres o cuatro años cuando las hembras alcanzan la madurez sexual.

La cebra hembra recorre territorios con sementales o machos territoriales, los cuales al encontrarse dentro de sus dominios se aparean con la misma.

La hembra, suele aparearse con varios machos en distintos territorios hasta cumplir su cometido.

Manteniéndose en etapa de gestación durante 12 a 13 meses y luego teniendo al pequeño potro (no tan pequeño).

Un potro normalmente llega a pesar unos 40 kilogramos y es capaz luego de unos minutos de nacer, poder caminar y trotar.

Luego se mantendrá con su madre durante los primeros meses, para ser amamantado y posteriormente comer por su propia cuenta.

Un comportamiento de madre protectora se da en las manadas, cuando las hembras y sus crías, o en estado de gestación se unen en grupos alejadas de los machos, para mantener sus crías fuera de peligro.

En peligro de extinción

Según estudios realizados en el hábitat natural de la cebra de Grévy, antiguamente existía al menos una población de unos 15000 ejemplares, el cual se redujo para los años 1950- 1960 en un 50%. Su población se ha estabilizado en torno a los 1900 individuos adultos, pero sigue declarada en peligro de extinción por la UICN.

La caza ilegal de este animal por el comercio de su preciada piel, ha jugado un papel tristemente fundamental para la reducción de su población, por lo que el gobierno de Kenia ha realizado las labores pertinentes para contrarrestar su caza, así como la reducción de sus hábitats naturales.

Sin embargo, la cebra de Grévy no solo ha tenido que luchar contra el humano, ya que también ha sido atacado por parásitos los cuales han diezmado su población, afectando mayormente ha ejemplares jóvenes.

Los comentarios están cerrados.

Esta web usa cookies.