Tigre de Amoy (Panthera tigris amoyensis)

El Tigre de Amoy, también conocido como el tigre del Sur de China, de nombre científico es Panthera tigris amoyensis,  se encontraba distribuido por casi todo el territorio chino.

En la actualidad es una de las subespecies de tigres más amenazadas en todo el mundo, estando catalogada por la por la UICN como una especie posiblemente extinta en libertad y en estado crítico todos aquellos que se encuentran en cautiverio. Es un animal en peligro crítico de extinción.

En Especies Extintas te ofrecemos toda la información sobre el tigre de Amoy.



Cómo es el Tigre de Amoy: descripción

El Tigre de Amoy es una de las especies de tigres que conservan más rasgos primitivos dentro de la familia de los tigres, el cual habitaba en gran cantidad en el sur de China.

El Tigre de Amoy o tigre de Xiamen, es una de las especies de tigres más pequeñas, siendo un tipo de representación reducida del tigre de bengala.

Los machos poseen una longitud que va desde los 2,4 hasta 2,6 metros desde la cabeza a la cola y las hembras, son más pequeñas llegando a medir hasta los 2,3 metros.

El peso de los machos es de unos 170 kg y las hembras van de unos 110 a 120 kg.

Se caracteriza por ser muy territorial, una pequeña máquina de matar, atacando a todo lo que está a su paso, desde pequeños mamíferos hasta a humanos.

Hábitat del Tigre de Amoy

El tigre de Amoy habita en una pequeña zona de China, teniendo un habitad original que se expandía unos 2000 kilómetros de este a oeste y unos 1400 o 1500 kilómetros al norte del sur de China. Siendo el primer hallazgo registrado del tigre de Amoy en Hankou en el año de 1905.

En la provincia de Fujinan, durante un gran periodo se le consideró a estos tigres como una plaga, la cual habitaba entre la población urbana de las zonas hace unos 90 años.

Por esta razón su población fue reducida en un gran porcentaje, y su habitad ahora se limita a zoológicos, teniendo apenas un aproximado 1% de su población original, aunque en algunas zonas alejadas de Longyan y Sanming, se han logrado apreciar ejemplares de esta especie.

Alimentación

El Tigre de Amoy como todas las especies de felinos, son carnívoros que bien se dedican a cazar para obtener su alimento.

En el sur de China sus presas preferidas eran.

  • El cerdo y jabalí salvaje
  • Liebres
  • Pavorreales
  • Ciervos
  • Puercoespines

Aunque cualquier otro animal capaz de atravesarse en su camino sería devorado, sin embargo predominan los primeros, ya que poseen gran cantidad de carne con la cual podían zacear su apetito por un buen tiempo.

Luego de que los humanos invadieran el territorio del tigre de Amoy, este se vio obligado a comer el ganado, algo que le sería perjudicial poco tiempo después.


Reproducción

Los tigres a diferencia de cualquier otra especie, pueden aparearse en cualquier época del año, sin embargo la reproducción en los tigres de Amoy, suele ocurrir en los meses finales del año, siendo en noviembre el mes en que estos felinos se unen para procrear.

En el caso de los machos, pueden reproducirse a partir de los 5 años, mientras las hembras pueden hacerlo a partir de los 4 años.

Los pequeños felinos nacen luego de 103 días, llegando a tener camadas de hasta seis cachorros tigres.

Durante los primeros meses los cachorros son alimentados por la madre, y a partir de los 6 meses comienza el proceso de aprender el arte de la caza.

Luego de un año y medio o dos años, los cachorros se separan de su madre para elegir su propio camino.

El Tigre de Amoy, En peligro de extinción

El tigre de Amoy era una especie abundante hace 100 años en el sur de China, sin embargo la creciente expansión de los humanos dentro de su territorio permitió que sucediera lo inevitable, los tigres y sus instintos llevaron a atacar a las más próximas presas, los humanos.

Teniendo una taza de más de mil asesinatos registrados, lo que obligó a los humanos, (quienes fueron los invasores) a defenderse, declarando al tigre de Amoy como una peste, por lo que lo erradicaron y asesinaron a gran parte de la población de tigres.

En un comienzo se estima que la población de tigres de Amoy, era de unos 5000 y luego de que los humanos le cazaran quedaron aproximadamente unos 200 en libertad.

Lo que puso en grave peligro a la especie, dejándola en algún punto extinta, hasta que en el año de 1977 fue declarada por los gobierno chino como una especie protegida, por lo que su caza y matanza comenzarían a ser prohibidas.

Así mismo, organizaciones y zoológicos se unieron para preservar a la especie, criando en cautiverio inicialmente a 40 ejemplares, cifra que aumento con el pasar de los años y que ahora pasa por encima de los 70 ejemplares, sin embargo su reproducción es muy baja y se cree no puedan superar esta barrera para repoblar su territorio.

A pesar de que la especie se encuentra en peligro crítico de extinción y que en libertad es una especie casi extinta, se hacen grandes esfuerzos para enseñar a los tigres nacidos en cautiverio a sobrevivir en libertad.

Incluso entrenándolos en el mismo África, para garantizar la supervivencia de la especie al introducirlos nuevamente a su territorio.



Los comentarios están cerrados.

Esta web usa cookies.