capra pyrenaica pyrenaica

Bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica)

Bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica)
5 (100%) 3 votos

El bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica) es un animal mamífero del género de las cabras, subespecie de la cabra montés. Se encuentra extinta desde el año 2000. Habitaba en España.

Características e información

Se diferencia de las otras dos subespecies de cabra montés por contar con un pelaje más denso y largo (sobre todo en invierno), además de por tener la base de los cuernos más gruesa. Su cornamenta era la más larga de sus parientes más cercanos. Pesaban más que las cabras monteses, llegando a los 66 kilogramos.

¿Que comía?

Su alimentación era herbívora, basada en hierbas y hojas de los árboles de la zona (pinos, abetos y hayas).

¿Donde vivía?

Originalmente, los bucardos estaban extendidos a lo largo de todo el Pirineo, habitando múltiples provincias españolas: País Vasco, Huesca, Lérida, Navarra y Gerona. También, fuera de España, podía encontrarse en el Sur de Francia y el Noroeste de Portugal.

Por el año 1900, sólo quedaban ejemplares en España, en un número muy reducido (no superior a 50).

Extinción del bucardo

En la segunda mitad del siglo XIX, cazadores de España, Francia y Gran Bretaña fueron frecuentes en los Pirineos, en busca de bucardos que cazar, ya que sus cuernos contaban con un alto valor en la caza deportiva. Esto provocó que sólo quedasen unos 50 individuos en España, peligrando su supervivencia a largo plazo.

La población se mantuvo hacia los 30 ejemplares hasta 1981. Pero en 1999, el último macho murió, siendo la reproducción imposible. La última hembra falleció un año después bajo un árbol caído.

Echa un vistazo a:  Rinoceronte Lanudo (Coelodonta antiquitatis)

Esfuerzos para evitar su extinción

En 1913 ya iba a ser considerada extinguida, aunque se encontraron unos pocos ejemplares en el Parque de Ordesa. La primera medida fue dirigida a declarar Parque Nacional el hábitat donde vivía. En 1960 comenzaron a tener más ayuda, como alimento, pero no pudieron frenar la regresión.

En el año 1989, el Gobierno Español financió dos planes:

  • Censo de la población del bucardo, estimando que había de 11 a 15 ejemplares vivos.
  • Técnicas de reproducción asistida para aumentar el número de su población. Comenzaron las pruebas con cabras de la subespecie Capra Pyrenaica hispánica.

En 1993, la Unión Europea colaboró con los gobiernos de España y Francia para recuperar al bucardo. Intentaron capturar a todos los bucardos, ponerlos en cautividad, intentar su reproducción, reintroducir las crías en el hábitat, proteger este hábitat y concienciar a la sociedad del peligro que sufría este animal.

Hibridación

Entre los años 1990 y 1995, se liberaron en el hábitat del bucardo un grupo de machos  de C. Pyrenaica hispánica  (muy cercana al bucardo) vasectomizados con un radiotransmisor, para intentar facilitar su seguimiento. No se adaptaron bien. En 1996 se liberaron dos machos de bucardo, con radiotransmisor. Se comprobó que alguna hembra quedó gestante, pero no se consiguió ver partos o crías.

Clonación

En el año 1999, cuando el último macho murió, quedaba sólo un ejemplar. Se intentó buscar a la última bucarda viva para obtener sus células, con la intención de clonarlas en el futuro. Tras esto, se liberó al animal, y fue encontrado muerto un año después.

En el año 2001 (un año después de la extinción) se intentó realizar la clonación para recuperar al Bucardo. Tras conseguir la reprogramación completa del genoma, se procedió a hacer la transferencia de estos embriones clonados. Como no existían bucardos, tuvieron que implementarlos en la subespecie más próxima, es decir, C. pyrenaica hispanica.

Echa un vistazo a:  Mamut Lanudo (Mammuthus primigenius)

Los resultados de las dos series de experimentos que se llevaron a cabo fueron los siguientes:

  • En la primera serie, se transfirieron 54 embriones a 13 hembras receptoras. Estas gestaciones se perdieron muy temprano.
  • En la segunda serie, se transfirieron 154 embriones a 44 receptoras. Se consiguieron cinco gestaciones, y una llegó a término. El nacimiento, tras una cesaria, dio lugar a un cabrito vivo que murió minutos después de nacer por fallo respiratorio. Este cabrito era idéntico genéticamente al bucardo.

Esto demuestra dos cosas:

  1. Las células que se obtuvieron del bucardo pueden ser utilizadas para clonarlo.
  2. La técnica que se usó es adecuada para clonarlo.

 

Resumen
Bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica)
Nombre del Artículo
Bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica)
Descripción
La mejor información acerca del bucardo, desde cómo era y sus características hasta todos los datos de su extinción. Hibridación, clonación... todo acerca de este fantástico animal ibérico extinto.
Autor
Publicado por:
Especies Extintas
Logo

Deja una respuesta