Los dinosaurios más pequeños

A continuación presentaremos un top, o más bien una lista, con algunos de los dinosaurios más pequeños que se conocen. Pese a que los dinosaurios son más reconocidos por sus gigantescos tamaños, no son poco abundantes los fósiles de pequeños saurios.

Ante presiones evolutivas similares, distintas poblaciones de animales pueden adquirir rasgos comunes. Un ejemplo de esto es la evolución de las alas en familias tan diversas como los murciélagos, los pájaros o algunos insectos. Así pues es fácil asumir que estos pequeños dinosaurios evolucionaron para tomar su lugar en su propio nicho biológico, al igual que hoy en día existen mamíferos extremadamente pequeños, como los ratones, y extremadamente grandes, como las ballenas azules o los elefantes africanos.

Minmi

dinosaurios pequeños
Imagen de Wikipedia

El Minmi Paravertebra es la única especie conocida del género Minmi. Se cree que medía poco más de un metro de altura y dos metros de longitud. Vivió a mediados del Cretácico, hace unos 119 y 113 millones de años. En la zona que hoy es Australia. Poseía escamas duras en la espalda a modo de defensa y era cuadrúpedo. Se considera que fue herbívoro y se alimentaba de helechos y plantas bajas.

Compsognathus

dinosaurios más pequeños que han existido

Su nombre quiere decir “mandíbula bonita”, debido a sus 68 afilados dientes. Se trata del dinosaurio carnívoro más pequeño del que se tiene registro. Éste es uno de los dinosaurios más pequeños jamás vistos, podía alcanzar el tamaño de un pavo moderno, aproximadamente un metro y pesar 3 kilos. Era un dinosaurio bípedo, ágil corredor y se especula que también fue un gran saltador. Vivió a finales del Jurásico en lo que hoy en día es Europa.

Lesothosaurus

dinosaurios pequeñitos
Imagen de WikiPedia

“El reptil de Lesoto”, llamado así por el país sudafricano en el que se descubrió. Se trata de un reptil bípedo saltador de unos 90 centímetros de altura y hasta 2 metros de largo. Vivió entre el final del Triásico y principios del Jurásico. Morfológicamente es similar a un lagarto moderno, con la diferencia de que era bípedo.

tamaño de los dinosaurios más pequeños
Imagen de Conty

Pisanosaurus

pequeños dinosaurios extintos

Llamado así en honor a su descubridor, Juan Pisano. Esta especie vivió en la actual Sudamérica. Era un pequeño (90 centímetros) reptil herbívoro. Tenía una cabeza redondeada y se desplazaba a cuatro patas, a pesar de que también podía adquirir una postura bípeda. Gracias a sus manos delanteras, prensiles, podía aferrarse a su entorno y, posiblemente, ayudarse de ellas para comer, como lo hacen los roedores modernos. Podía pesar entre 3 y 9 kilogramos.

Microceratops

Su nombre significa “cabeza pequeña con cuernos”. Y no es para menos. Este dinosaurio tenía el tamaño de una gallina, unos 70 centímetros, aunque con un aspecto mucho más estilizado. Poseía una placa ósea en el cráneo, al igual que otros ceratópsidos como el triceratops. Además su boca terminaba en un pico que recuerda al de algunas aves como los periquitos. Morfológicamente podemos compararlo con un triceratops bípedo en miniatura. Al igual que sus parientes, tenía una dieta herbívora. Vivió a finales del Cretácico en la actual Mongolia.

Wannanosaurus

Su nombre viene de Wan’nan, la región de China en la que se descubrió este paquicefalosaurio, es decir, pertenecía a una familia de dinosaurios con un revestimiento óseo en su cráneo como protección. Medía poco más de 60 centímetros de longitud y era herbívoro. Esta especie fue descrita a partir de un único fósil incompleto.

Euparkeria

“El buen animal de Parker”, se descubrió en Sudáfrica en estratos pertenecientes al Triásico medio. Su aspecto puede recordar al del dragón de Komodo. No se trata de un dinosaurio propiamente dicho, sino de un arcosauromorfo. Es uno de los primeros reptiles en mostrar cierta disposición para el desplazamiento bípedo, aunque utilizaba sus cuatro patas. Se cree que era cazador y bastante ágil. Medía en torno a 50 centímetros de longitud.

Protoavis

Se le considera la primera ave de la historia, como indica su nombre. Muy anterior incluso al Archaeopterix (unos 50 millones de años más antiguo) y con unas características morfológicas mucho más “avanzadas” que las de este otro. Se encontró un fósil en Texas perteneciente al Triásico Superior. Es un saurópsido de pequeño tamaño (35 centímetros). Sin embargo su descubrimiento está rodeado de polémica, ya que sus huesos se encontraron totalmente fragmentados y la reconstrucción de estos puede ser una quimera.

Lagosuchus

“El cocodrilo conejo” debido a la peculiar postura de este reptil, no un dinosaurio propiamente dicho, aunque tiene cercanas relaciones de parentesco con ellos. Tenía unas largas patas traseras y unas delanteras algo más cortas. En su mandíbula poseía un mecanismo similar al de ciertos cocodrilos, al cerrarse esta quedaba bloqueada, haciendo el escape mucho más difícil para su presa. Apenas pesaba unos 200 gramos y medía unos 30 centímetros, lo que también lo hace uno de los dinosaurios más pequeños que existieron.

Micropachycephalosaurus

Como su propio nombre indica, es un paquicefalosaurio en miniatura, con su característica placa en el cráneo. Era un herbívoro que vivió a finales del Cretácico en la actual China. Era bípedo y medía tan solo 35 centímetros. Paradójicamente, a la vez que es uno de los dinosaurios más pequeños, también tiene el nombre taxonómico más largo de todos los dinosaurios, con 23 letras.

Liaoningsaurus

“El reptil de Liaoning”. Fue descubierto en la provincia de Liaoning, en China. Se trata del anquilosaurio más pequeño del que se tienen registros (34 centímetros de alto). Se cree que, a diferencia de sus parientes más cercanos, este dinosaurio tenía un estilo de vida acuático o semiacuático, lo que explica las sustanciales diferencias morfológicas. Como la fusión de la columna vertebral y los huesos de la cadera o sus patas traseras alargadas. Al igual que otros anquilosáuridos, poseía una placa ósea que le cubría toda la espalda. Parece increíble que existan dinosaurios tan grandes y, a la vez, especies de dinosaurios más pequeños que nuestras mascotas domésticas actuales.

Microraptor

Se trata del que se cree un descendiente directo del Archaeopterix, el eslabón entre las aves y los dinosaurios. El microraptor se asemejaba más a las aves modernas que a los reptiles, ya que contaba con una buena cantidad de plumas en brazos y piernas que le concedían propiedades aerodinámicas. Algunos paleontólogos lo consideraban un dinosaurio de cuatro alas. Es también, uno de los dinosaurios de los que se conservan mayor número de ejemplares fósiles, más de 300. Pesaba un kilogramo como mucho y medía unos 77 centímetros de largo.

Epidendrosaurus

Tenía el tamaño de un gorrión (15 centímetros). Es parte de la familia de los maniraptor, lo que lo convierte en uno de los ancestros directos de todas las aves modernas. Morfológicamente se asemejaba a un ave, a diferencia de su cabeza y pico, que aún conservaba características reptiloides. Sin duda es uno de los dinosaurios más pequeños que hayan existido nunca.

Si te ha gustado, puedes compartirlo

Tratamos de compartir información y conocimiento sobre especies que ya no volveremos a ver en el medio natural. ¿Nos ayudas a difundir el mensaje?

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on pinterest
Crear Pin
Share on whatsapp
Enviar

Deja un comentario

¿Ya nos despedimos?

¡Podemos seguir en contacto en nuestras redes sociales!