Amonites (Ammonoidea)

Los amonites o ammonites (Ammonoidea) fueron moluscos que vivieron desde hace 400 hasta 66 millones de años, y que a pesar de que tienen mucha similitud con invertebrados con concha, en realidad están más emparentados con los pulpos.

Estos animales podemos conocerlos gracias a los fósiles que se han encontrado desde hace cientos de años, ya que al igual que los dinosaurios estos se encuentran extintos.

Si quieres conocer más acerca de los fósiles de amonitas entonces continúa leyendo.

Información sobre el Amonite

Los ammonoidea son un grupo de animales bastante antiguo en el planeta, de hecho, en el siglo I ya se había puesto un nombre, eran llamados ammonis cornua en honor al Ammón un dios egipcio que se representaba como un cuerno de carnero, que recuerda a la concha de los amonites.

ammonita

Hay mucha información acerca de los amonites y además estos permiten conocer más acerca de la historia y fases geológicas de nuestro planeta, por ello aquí te mostraremos todo acerca de los amonites: cómo vivían, cómo era su hábitat, qué comían, reproducción y extinción.

¿Dónde vivían los amonites? Hábitat

Los ammonoidea o amonitas fueron animales invertebrados marinos que vivían en los diferentes océanos de nuestro planeta hace unos cuantos millones de años.

El hábitat preferido de estos se encontraba en los fondos marinos, sin embargo, algunos eran buenos nadadores y flotadores que podían andar en mar abierto sin inconvenientes.

Los fósiles de amonites son abundantes y están distribuidos en diferentes partes del mundo, sin embargo, algunos sitios como Canadá, Estados Unidos y Madagascar son lugares donde se pueden encontrar gran cantidad de fósiles de estos animales extintos.

¿Qué comían los ammonites?

Los estudios realizados a los amonites demuestran que eran animales carnívoros, por lo que su alimentación seguro se basó en otros moluscos más pequeños, crustáceos y peces.

Sin embargo, la mayoría de los moluscos poseen dietas omnívoras por lo que también pudo comer plantas en los fondos marinos.

amonites

¿Cómo es la Amonita? Descripción

A pesar de se le ha hecho buena cantidad de estudios a los ammonites, solo se puede conocer de forma verídica lo que se ha logrado comprobar analizando sus conchas, por lo que lo que se diga acerca de las partes blandas de este molusco será solo suposiciones.

A continuación te mostramos cómo era ésta subclase de moluscos cefalópodos extintos y cuáles eran sus características físicas, que pueden dividirse en:

Partes duras

  • El amonite era un molusco con concha en forma de cuerno o espiral, similar a la de los nautilos actuales, esta concha se llama fragmocono formada por cristales de carbonato de calcio.
  • El fragmocono tiene una serie de cámaras separadas por septas.
  • La mayoría de las cámaras estaban vacías y sólo la última mantenía en su interior la parte blanda del animal, conforme crecía se iban agregando cámaras más grandes.

Partes blandas

No se conoce mucho acerca de las partes blandas de estos animales, sin embargo aquí te contamos cómo eran:

Gracias a estudios se ha podido llegar a la conclusión que los amonites pudieron tener un saco de tinta, tal como algunos moluscos actuales.

  • Tenía órganos digestivos.
  • Se especula que debió tener una rádula que es una especie de lengua.
  • Tal como muchos moluscos que conocemos hoy las amonitas tenían tentáculos o brazos, con los que podía desplazarse por el fondo marino y nadar.
  • También tenían un pico.
cómo eran los ammonoideos

El tamaño de estos animales variaba con respecto a su edad y a dimorfismos sexuales, normalmente las hembras eran más grandes ya que tenían que producir huevos, mientras que los machos eran más pequeños, algunos medían unos pocos centímetros de diámetro aunque otros amonites encontrados midieron hasta 2 metros de diámetro.

Reproducción del Amonite

Los ammonites eran seres ovíparos como la mayoría de especies marinas, esto quiere decir que las hembras ponían huevos.

El proceso de fecundación era interno por lo que hembra y macho debían de copular.

Las hembras se encargaban de desarrollar los huevos en su concha, luego estos eran depositados en fondos marinos o flotaban junto con el plancton en la superficie marina.

Curiosidades y características

Los amonites tenían diversas formas y tamaño, por lo que se pueden encontrar fósiles pequeños como un disco con estructura espiral y otros totalmente diferentes.

Algunos ejemplares de ammonites como los encontrados en Madagascar son iridiscentes, esto quiere decir que sus conchas cambiar de color.

Un dato curioso sobre los fósiles de amonitas es que en el 2019 en Chile, un manifestante lanzó una piedra contra los carabineros, pero para sorpresa de todos esta no era exactamente una piedra, si no un fósil de amonite.

Las cámaras que no utilizaba el animal como habitáculo eran utilizadas para llenarlas de aire o agua, esto les permitía flotar o descender a las profundidades.

Tras morir, las amonitas iniciaban el proceso de descomposición, y sus conchas se llenaban de aire, por lo que eran arrastrados por la marea a diferentes lugares.

Extinción del Amonite ¿Por qué se extinguió?

Los amonites se extinguieron con el evento de megaextinción que se dió durante el Cretáceo-Paleógeno, en el que murieron la mayoría de especies de animales terrestres y marinos.

Esta extinción se dió por la caída de un asteroide de gran tamaño que impactó en la tierra hace 66 millones de años.

Los amonites fueron afectados por el impacto del meteorito, los huevos y crías que se mantenían flotando en la superficie murieron al igual que la mayoría de amonites adultos.

Sólo sobrevivieron algunas especies de moluscos y tortugas que vivían alejados del impacto, dando así fin era de los amonites.

Si te ha gustado, puedes compartirlo

Tratamos de compartir información y conocimiento sobre especies que ya no volveremos a ver en el medio natural. ¿Nos ayudas a difundir el mensaje?

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on pinterest
Crear Pin
Share on whatsapp
Enviar

Deja un comentario

¿Ya nos despedimos?

¡Podemos seguir en contacto en nuestras redes sociales!